Copyright © Post Design!
Design by Carlos Sz
3 sept. 2011

Nota | Como Sobrevivir a Una Reunion

Todos hemos estado en alguna y, a menos que estés allí por la comida gratis o para que te vean los jefes, seguro que no quieres saber nada de las reuniones de la oficina. Ocupan el tiempo que deberías estar utilizando para trabajar o para fingir que trabajas en la relativa seguridad de tu cubículo. Son los lugares en los que se llama la atención, pero en el mal sentido, por ejemplo, siendo asignado más trabajo mientras que tu sueldo y tus prestaciones permanecen igual.

Entonces, ¿cómo sobrevivir a las reuniones de la oficina? Hemos encontrado este excelente gráfico en Mindflash y una lista en The Guardian y ha decidido compartir tres sólidos consejos para sobrevivir a una reunión con tu salud mental y tu carrera relativamente intactas.

1. Mantente al corriente de tu jerga profesional


Todos los sectores, e incluso algunas oficinas, tienen su propio vocabulario. Estas palabras y frases conforman un modo claro para las personas de la oficina de saber si "sigues el programa" o no. Utilizar estos términos y frases durante las reuniones no solo le dirá a los demás que eres uno de ellos, sino que incluso puede hacerte sonar como si supieras lo que haces o dices y esto fuera substancial. Pero cuidado: debes intentar no sonar como un listillo o es posible que después tengas que asumir las consecuencias. 

2. No enfades a nadie

Las discusiones son horribles y, cuando se trata de reuniones, las discusiones y los debates no solo son unas experiencias horribles sino que además tienden a extender la reunión hasta que se arreglen las cosas entre los que se pelean. Mantener la paz puede hacer maravillas no solo a la hora de resolver rápidamente las cuestiones en el orden del día, sino que también podría mantener alejadas las malas vibraciones. Al fin y al cabo, nadie quiere salir enfadado de una reunión. Intenta mantener las cuestiones de "principios" entre tus colegas y tú reducidas al mínimo, di que sí a todo lo que tu jefe diga (dentro de unos límites) y aprende a dejar pasar las cosas sin importancia. La ira, mi joven padawan, no solo lleva al lado oscuro, sino también a reuniones más largas.

3. Evita las reuniones



Todos los que a diario apretamos el botón de un reloj sabemos que seguramente tendremos que ir a una reunión una vez al mes o cada trimestre. Es algo inevitable y necesario. Sin embargo, si no para de haber reuniones, te harán perder el tiempo y reducir tu productividad. Cuantas más reuniones tengas, menos tiempo tendrás para hacer las cosas importantes. Además, saltarte las reuniones podría dar la impresión de que tienes cosas más importantes que hacer que sentarte durante medio día no haciendo nada más que charlar.

Así es que la próxima vez que te encuentres en una sala de conferencias, acuérdate de estos consejillos sobre cómo sobrevivir a una reunión con tu salud mental intacta. Seguro que tendrás que ir a alguna, lo que hagas una vez allí, o antes de llegar, depende de ti. (RR) (AB)

Via: Twitter

0 comentarios :

Publicar un comentario

Dejá tu comentario, que crees que debemos mejorar o simplemente que te pareció la nota, nos es de gran ayuda.