Copyright © Post Design!
Design by Carlos Sz
1 jun. 2011

Nota | Segun Estudio Los Ateos se Divierten Mas


¡Dios mío! Parece que la culpa está muy presente en una fiesta de viernes por la noche. En ocasiones envidiamos a los ateos, no solo porque no tienen que rezar todas las noches antes de irse a la cama, sino porque también tienen la mejor vida sexual del mundo. No tienen que preocuparse sobre el Juicio Final como lo hacen los creyentes así que quizás por eso no se preocupen al día siguiente.

En un informe del The Daily Mail, un estudio indica que los ateos tienen una vida sexual mucho más activa que las personas religiosas. Quizás se deba a que los ateos no experimentan ese sentimiento de culpa que normalmente persigue a los más devotos. Según el artículo, "un estudio ha descubierto que los no creyentes se muestran más dispuestos a hablar sobre sus fantasías sexuales y se encuentran más satisfechos con sus experiencias".

También indica que tanto los creyentes como los no creyentes han admitido que llevan a cabo actividades como "la masturbación, ver pornografía, tener sexo oral y buscar aventuras". No obstante, la cuestión es que los beatos no pueden disfrutar del acto porque se les ha enseñado desde hace tiempo que el sexo es algo sucio y les asaltan los remordimientos después.

Esta es la conclusión del estudio "Sexo y laicismo" realizado por los psicólogos Darrel Ray y Amanda Brown de la Universidad de Kansas. De una encuesta realizada a 14.500 personas, se extrajo que los mormones se encontraban en el peldaño más alto de culpa con respecto al sexo, con una puntuación de 8,19 sobre 10. Le siguen de cerca los Testigos de Jehová, los pentecostales, los pertenecientes a la iglesia Adventista del Séptimo Día y los baptistas. Los católicos no tienen una mala posición y cuentan con una puntuación de 6,34, mientras que los luteranos tienen una puntuación de 5,88. Los agnósticos y los ateos presentan una puntuación de 4,81 y 4,71 respectivamente.

El estudio también revela que el arrepentimiento sexual es más fuerte entre los que tienen tendencias religiosas más arraigadas y aunque tienen una vida sexual igual de intensa que los ateos no se sienten bien y rezan por su perdón. Además, las personas que han crecido en hogares más religiosos se sienten muy incómodos con la masturbación y muchos de ellos aprendieron qué era el sexo a través de la pornografía e incluso rechazaron tratar el tema con los mayores.

Otro dato importante que establece el estudio es que una vez se renuncia a la existencia de un dios, se puede disfrutar del sexo posteriormente muy pronto. "No creíamos que la religión tuviese efectos residuales en las personas una vez se alejaban de ella pero nuestros datos lo corroboran. La gran mayoría parece deshacerse de esto pronto y llevar una vida sexual satisfactoria", ha afirmado Darrel Ray para alternet.org.

Es evidente que existe el placer por la culpa que hace que el acto pecaminoso se convierta en algo muy atractivo. Además, el tema del Juicio Final hace que todo adquiera un carácter más acuciante y placentero. 

Via: Megagogo
Fotografia: Serrnovik2011

1 comentario :

Dejá tu comentario, que crees que debemos mejorar o simplemente que te pareció la nota, nos es de gran ayuda.